sábado, 29 de agosto de 2015

Correos Masivos, una mala idea para marketing digital

A todos nos ha pasado que al llegar a la oficina el lunes por la mañana, luego de encender el ordenador y activar el envío y recepción de correos nos encontramos con una avalancha de mensajes tan grande que pensamos que nuestro primer día de trabajo se desvanecerá tan sólo revisando la mitad de esos correos.
Luego de una larga espera, preparar café suficiente y armarnos de paciencia nos disponemos a revisar los correos electrónicos para darnos cuenta ¡casi de inmediato! que más del 80% de ese material es absolutamente inútil y, ¡por si fuera poco! ni siquiera conocemos a quien nos lo envió.

Sin duda alguna la reacción natural ante semejante agresión contra nuestro tiempo de trabajo será la ira y esta se manifestará en la forma que mejor sabe hacerlo: borrando sistemáticamente todos estos correos que inundan nuestra bandeja de entrada interfiriendo con nuestro trabajo y a la vez quitándonos valioso tiempo.
Correo masivo, una práctica desagradable e indeseable

Ahora bien, creen ustedes que si envían un correo masivo, las personas que se sienten agredidas por dicha acción tan siquiera pensarán alguna vez en contactarlos para comprar un producto o servicio ...

Seguramente NO; así que, porque molestarse en conseguir (o comprar que es aún peor) cientos de direcciones de correo electrónico; dedicar a veces horas a preparar un correo llamativo y bonito, enviarlo a esa lista de "pseudocontactos" (ya que la mayoría ni siquiera sabe que existimos) y sentarnos a esperar algún resultado positivo cuando en el 90% de los casos la información será borrada ipso facto e incluso existe la posibilidad de que nos escriban de vuelta para insultarnos o nos denuncien como sapammers.

Quizás quien practica el envío de correos masivos piense que el 5 o 10% que si lee el correo justifica el esfuerzo pero la verdad ¿cuál es el porcentaje de conversión en ventas de estos correos? ... ciertamente muy bajo.

En la actualidad el envío de correos masivos, además de desagradable para quien los recibe, resulta ineficiente y oneroso ya que la relación costo-retorno no es favorable; es mucho más rentable invertir ese dinero y esfuerzo en una campaña de redes sociales bien estructurada que dará mejores resultados en un lapso mucho menor así que ...

¿Aún sigues con la idea de realizar campañas de marketing digital usando correos masivos?