sábado, 11 de abril de 2015

SEO y Palabras Clave, cuando mucho es demasiado

Si quieres estar entre los principales resultados de las búsquedas de Google la fórmula mágica es: paciencia + dedicación + trabajo duro + contenido de calidad + palabras clave; el resultado de esa suma será asombroso: "estar entre los primeros de Google" pero ... ¡cuidado! para ser el primero en Google debes cumplir ciertas reglas, cuando esto no ocurre puedes estar cayendo en técnicas de "Black Hat SEO" y lo más probable es que tarde o temprano termines sancionado y muy lejos de los primeros puestos en las búsquedas del gigante de Internet.

Las reglas para lograr un buen posicionamiento en los resultados de búsqueda de Google son muchas y muy variadas pero en este post en particular vamos a comentar sobre las palabras clave, el Santo Grial de cualquier blog o web que desee lograr una buena posición en los listados de los buscadores pero a la vez el némesis de los expertos SEO ya que debe lograrse el perfecto equilibrio entre la redacción y la densidad de palabras clave a fin de lograr textos agradables de leer para los visitantes y fáciles de manejar por parte de los robots (crawlers) de Google y demás buscadores.

Si no se logra el equilibrio entre las palabras clave que deseamos posicionar y una redacción agradable, amena y compresible corremos el riesgo de perder visitantes quienes al encontrarse con un texto complicado, redundante y aburrido simplemente seguirán a otro sitio web abandonando el nuestro en menos de un minuto; por otra parte al saturar los textos con palabras clave (en el texto visible, las etiquetas de las imágenes, las meta etiquetas y demás posiciones de código que puedan optimizarse para palabras clave) Spamming Keyword la cual es severamente sancionada por Google.
El correcto uso de las palabras clave es fundamental para lograr buena posición en las búsquedas de Google
podríamos estar incurriendo en una técnica black hat seo conocida como

Al optimizar un texto para una palabra clave determinada la misma debe tener una densidad ideal de entre 2 y 5% pudiendo ser tolerables (al incluir la palabra clave en cadenas de búsqueda) hasta el 12%, es decir, por cada 100 palabras de texto la palabra clave debe aparecer entre 2 y 5 veces con un máximo de 12; si esto no se cumple y se superan los porcentajes una penalización por parte de Google es prácticamente segura.

A fin de evitar el spamming keyword los principales motores de búsqueda están implementando algoritmos desarrollados en conjunto con linguistas expertos a fin de detectar frases, oraciones y construcciones gramaticales sin sentido en los textos indexados, así mismo se está empleando inteligencia artificial para poder identificar los textos cuya densidad de palabras clave y construcción gramatical es inapropiada para la lectura de manera que cualquier página que haga uso de esta técnica puede olvidarse de estar entre los primeros de Google.

Resulta pues fundamental a la hora de optimizar un texto SEO redactar pensando antes que nada en el visitante de la página web, luego seleccionar no más de 3 palabras claves e incluirlas en el texto de manera intercalada evitando las redundancias y dándole la mayor fluidez posible al texto; para lograr esto se pueden utilizar sinónimos, plurales y cadenas de búsqueda tal como las escribirían los usuarios al realizar la consulta en Google lo cual dará como resultado final un texto agradable, fácil de leer y a la vez atractivo para los robots de los buscadores.

Ahora sólo resta ponerse manos a la obra, escribir contenidos de calidad y revisar muy bien todos los textos para no superar el 12% de densidad de palabras clave.