viernes, 27 de marzo de 2015

Evitar el plagio, una necesidad fundamental en nuestra página web

Lograr estar entre los diez primeros resultados de una búsqueda de Google con una o más palabras clave es el Nirvana de cualquier especialista SEO, lograrlo no es fácil pero tampoco imposible; contenido original, optimización SEO de textos y constancia dan sus frutos a largo plazo; una tarea ardua y a veces enorme que no puede ser emprendida por un sólo individuo por lo que en muchas ocasiones es necesario contratar a escritores profesionales, expertos en SEO que aporten artículos de calidad a nuestra página web.

El problema cuando se integran textos de terceros en nuestra web es estar seguros de que son originales; internet es enorme y recibe cientos, miles de artículos a diarios de manera que un contratista inescrupuloso (o quizás un tanto holgazán) podría tomar al azar algún texto de la red, copiarlo y pegarlo en su procesador de palabras haciéndonos creer que fue escrito exclusivamente para nosotros.

Esta práctica es totalmente inaceptable ya que, como en toda obra escrita, reproducir un texto completo sin
El plagio no es una práctica SEO conveniente
citar a su autor es una grave irregularidad; esto Google lo ve así también y penaliza severamente a las páginas web que hacen plagio ya que además de infringir derechos de autor, buenas prácticas de escritura y honestidad de una publicación también genera contenidos duplicados que restan calidad a los resultados de búsqueda de allí que cualquier página que tenga contenidos plagiados será prácticamente execrada de los resultados de búsqueda.

Dado que el plagio es un riesgo enorme para nuestra reputación en línea y el posicionamiento de nuestra página web resulta pues imprescindible que cualquier texto recibido de terceros sea verificado adecuadamente para detectar si es original o plagio; hacer esto manualmente es una tarea que escapa de la capacidad humana por lo que se han desarrollado herramientas en línea que permiten saber si un texto es original o no.

Una de estas herramientas pueden encontrarla en Small SEO Tools donde existe una sección con una herramienta muy fácil de utilizar para detectar plagios; para utilizar esta aplicación gratis en línea sólo debemos copiar y pegar el texto que deseamos comprobar en el cuadro indicado y luego darle al botón verde que dice Check for Plagiarism; inmediatamente se inicia un análisis exhaustivo de la página web donde se incluyen diversas palabras clave y cadenas de búsqueda en el texto las cuales son comparadas con una base de datos que incluye prácticamente todo el contenido publicado en internet.

Conforme avanza la búsqueda las cadenas analizadas pueden ser marcadas en verde con la palabra Good lo cual implica que es un texto original o, en su defecto podrían salir en rojo con el texto Existing y una fecha al lado entre paréntesis.

En el caso de estar marcado en verde no hay mucho que pensar, el texto está bien pero a la hora de interpretar las etiquetas rojas de Existing hay que tener en consideración varios aspectos; el primero de ellos es que a veces términos de uso común como "primero en Google" podrían estar incluidos en un texto original aunque esa cadena en particular ya haya sido utilizada anteriormente, eso no le quita validez al textos siempre que el segundo aspecto a considerar sea positivo; se trata en este caso del porcentaje de contenido original.

Este valor sale en la parte superior del cuadro de análisis, se considera que un texto con 60% o más de contenido original es apropiado para publicarse, menos de este porcentaje es muy probable que sea
El contenido original es de gran valor para un buen SEO
interpretado como un plagio.

Finalmente hay dos elementos que nos ayudan a depurar más el análisis, la fecha que aparece al lado de la palabra Existing y el hipervínculo asociado al string de búsqueda. La fecha asociada a los strings considerados ya existentes indica la fecha en que se publicó por primera vez esa cadena particular en internet, este dato ayuda a determinar la antiguedad del texto; por su parte el hipervínculo (que se abre al hacer click sobre la palabra o cadena de búsqueda presuntamente plagiada, abre una página de Google con el resultado de búsqueda que apunta al artículo original donde fue publicado ese texto, esto permite rastrear el origen del plagio hasta la página web original.

Usando la herramienta Small SEO Tools podemos garantizar que todos los textos que incluimos en nuestra página web son originales evitando ser penalizados por Google sin embargo ¡CUIDADO! debemos recordar que los textos deben ser analizados ANTES de ser publicados en nuestra página web ya que de lo contrario la herramienta los encontrará en nuestro propio website y nos indicará que el texto es un plagio aunque lo que está sucediendo en realidad es que está viendo el mismo texto que estamos analizando pero publicado en nuestra web.

viernes, 13 de marzo de 2015

Spammer o no spammer he allí el problema

A la hora de buscar posicionamiento en Google una de las estrategias de uso más frecuente es la colocación de vínculos (links) hacia nuestro sitio web en las áreas de comentarios y opiniones de páginas web y blogs; en inicio esta práctica luce inocente pero en realidad puede llevar a que una página web caiga en la categoría de spammer en Google siendo penalizada y perdiendo por tanto tráfico y exposición.

Colocar los links en si no es una práctica penalizada pero existe una delgada línea entre colocar un enlace y hacer spam; conocer la diferencia nos permitirá usar esta herramienta sabiamente sin incurrir en prácticas inaceptables evitando así penalizaciones.
La delgada línea entre un enlace legítimo y el spam

Un vínculo colocado en la sección de comentarios u opiniones de una página web o blog será considerado por Google como valioso cuando la página en la que se coloca tiene buena reputación y buen posicionamiento, además de esto el vínculo en la sección de comentarios debe aportar valor al tema que se trata en el artículo que se está comentando y sobre todo los comentarios con sus vínculos deben estar en páginas con una temática similar a la web que deseamos promocionar.

Si no se cumplen estos requisitos es muy probable que nuestro vínculo sea considerado spam condenando a nuestro sitio web a ser penalizado sobre todo si pasamos todo el día colocando vínculos en páginas con alto tráfico (pero no relacionadas con nuestro contenido)  de manera indiscriminada.

Para evitar ser calificados de spammer debemos hacer uso racional de los vínculos o enlaces a nuestra web a través de comentarios en otros sitios (no más de dos al día), comentar en páginas web con una temática similar a la nuestra, aportar valor extra al tema tratado y seleccionar muy bien los sitios web donde vamos a compartir nuestras opiniones y vínculos que, al final del día, son parte del contenido web incluido en nuestra estrategia SEO.