viernes, 27 de febrero de 2015

URL canónicas, un recurso subutilizado para mejorar el SEO

Para lograr un buen posicionamiento en Google y otros buscadores de contenido en internet el contenido es la clave pero para que esto sea efectivo debemos ayudar a los motores de búsqueda a organizar los contenidos de manera que los resultados ofrecidos a los usuarios cuando introducen un string de búsqueda en Google (o cualquier otro buscador) sean variados, consistentes y útiles en lugar de una copia del mismo contenido al cual se accede desde distintas url.

Cuando tenemos una página web sencilla donde cada contenido se corresponde con un url esta aseveración parece ilógica sin embargo conforme evolucionamos en el desarrollo de nuestras páginas web iremos integrando contenidos dinámicos, filtros, opciones de búsqueda y un sin fin de elementos que harán que se pueda acceder al mismo contenido desde URL diferentes, tomemos como ejemplo un artículo de www.tuwebvenezuela.com :


Si hacemos click en ambos URL veremos que ambas apuntan al mismo contenido; la diferencia en la dirección de acceso está en el punto desde donde se genera el código ya que por ser una página web dinámica la ruta cambia según varios parámetros de los cuales muchas veces el visitante ni siquiera está al
El uso de la etiqueta canonical evita los contenidos duplicados

tanto.

El problema con esto es que Google penaliza el contenido duplicado bajando el ranking de la página web ya que los contenidos dobles, tripes o cuádruples (en este caso se presentaron dos URL pero podrían ser muchas más) dificultan la organización de los datos a fin de presentar al usuario de google una lista de resultados variada y útil en lugar de un contenido repetido con distintos títulos.

Ahora que ya tenemos identificado el problema debemos ubicar una solución; la más obvia sería evitar los contenidos duplicados (o al menos los url múltiples) lo cual no es ni sencillo ni aplicable en todos los casos; por fortuna contamos con las URL canónicas las cuales le indican a Google cual es el URL del contenido que consideramos de mayor valía para ser incluido en los listados de búsqueda siendo todos los demás obviados pero ... ¿en qué consisten los URL canónicos?

Pues bien, los url canónicos o url preferidos para usar la traducción más exacta al español no son más que etiquetas que se colocan en la sección HEAD de la página para indicarle a los robots de Google cual es el URL asociado a ese contenido que deseamos sea indexado lo cual descartará URL repetidos del listado de búsquedas.

Volviendo al ejemplo anterior supongamos que deseamos que el URL preferido para ese contenido en particular se encuentre en el URL http://tuwebvenezuela.com/vernoticias.php?Id=116, en este caso deberemos incluir la etiqueta canonical entre los tags <head></head> de la página con la siguiente estructura:

<link rel="canonical" href="http://tuwebvenezuela.com/vernoticias.php?Id=116/" />

Con esta simple instrucción en la cabecera de la página los robots (spiders) sabrán que el contenido presentado en el cuerpo de la página <body></body> deberá ser asociado al url http://tuwebvenezuela.com/vernoticias.php?Id=116 de manera que cualquier otro URL que apunte al mismo contenido dentro del sitio web será descartado de los resultados de la búsqueda evitando así el molesto contenido duplicado.

Para optimizar aún más el proceso es recomendable incluir un URL preferido para cada página de nuestro sitio web y luego generar un sitemap que incluya exclusivamente estos URL, con esta acción guiaremos aún más a los robots de Google hacia los url preferidos que deseamos presentar.

De más está decir que las etiquetas canonicales siempre deben ser URL absolutas (ruta completa) ya que de lo contrario no surtirán ningún efecto (con rutas parciales o relativas)




jueves, 12 de febrero de 2015

La NO Respuestas en Redes Sociales

Las redes sociales son sin lugar a dudas una herramienta emergente de marketing que permite a pequeñas y grandes empresas competir en el mismo terreno casi en igualdad de condiciones. Los expertos en mercadeo no tardaron en darse cuenta del potencial y alcance de las redes sociales como twitter e instagram y pronto cada marca (pequeña, mediana o grande) comenzó a buscar su nicho dentro de la maraña de conexiones, recomendaciones, likes y post que implica estar presente en la web 2.0 sin embargo y a pesar de la premura de estar presentes muchas marcas no dieron con la estrategia de comunicación apropiada para la era de la interacción asumiendo su comunicación en redes sociales como campañas de TV o radio donde se lanza un contenido sin preocuparse por la interacción.

En este sentido muchas marcas cometen el grave error de NO RESPONDER en redes sociales, no establecen ningún tipo de interacción con sus seguidores (clientes o potenciales clientes) limitándose simplemente a publicar (o programar la publicación automática) contenidos regularmente sin llegar a responder la mayoría de los comentarios, preguntas o sugerencias de sus seguidores en cualquiera de las redes sociales.

Interacción, la clave del éxito del mercadeo en redes sociales
Esta falta de respuesta e interacción en redes sociales puede llegar a ser nefasta creando la imagen de una marca que sólo se preocupa por sí misma, es decir, su único interés es bombardear a sus usuarios con la intención de vender sin preocuparse de los otros tienen que decir bien sean preguntas, sugerencias e incluso críticas; esta actitud de ignorar a los usuarios o evitar la interacción es totalmente contraproducente dado que el objetivo de la redes sociales, como su nombre lo indica, es socializar, interactuar, acercar la marca a las personas y sólo en un segundo plano, con técnicas sutiles de mercadeo indirecto, se logra aumentar las ventas como ganancia secundaria.

Las marcas y empresas que aplican esta lógica de funcionamiento (primero social, luego comercial) son las que logran mejores resultados en twitter, facebook, instagram o cualquier otra red social ya que sus seguidores se sienten cercanos a la marca, se sienten escuchados e importantes para la empresa; esto genera una sensación de empatía donde la reciprocidad es casi automática convirtiéndose cada seguidor en un multiplicador del mensaje (publicidad como efecto colateral)

Las razones para evadir la interacción y entrar en el terreno de la No Respuesta son múltiples y particulares para cada empresa pero en ningún caso son válidas; quienes más pueden adolecer de esta falta de interacción son la grandes corporaciones con millones de seguidores donde, recibiendo apenas un mensaje de cada uno, necesitarían más de 24 horas para responder a todos; en otras ocasiones se debe a una visión miope del mercadeo 2.0 donde se cree que el mensaje es unidireccional (como en radio o televisión) sin entender que la base del mercadeo en redes sociales se basa en una interacción bi o multidireccional.

Las firmas y marcas que entiendan que la interacción es la clave de todo y desarrollen estrategias para mantener la comunicación lo más fluida posible con sus seguidores son las que tendrán éxito en redes sociales; el resto sólo se limitará a crear contenidos que lanza a la red para ver si alguien se interesa.

No es tare fácil, hace falta organización, consistencia y creatividad pero a la larga dedicarle tiempo a la interacción con nuestros seguidores rendirá sus frutos.