viernes, 25 de abril de 2014

Las etiquetas (hashtags) en Instagram

El usuario promedio está muy familiarizado y sabe usar bastante bien las etiquetas (hashtags en inglés) de Twitter; al poder ser utilizadas estas etiquetas en Instagram muchas personas siguen la misma metodología y forma de etiquetar que usan en Twitter lo cual los lleva a cometer algunos errores con resultados indeseables para su estrategia de Social Media.

El primer error es usar una o dos etiquetas dado que en Twitter dado la limitación de caracteres usar más de dos o tres palabras etiquetadas haría los textos simplemente ilegibles motivo por el cual no se aconseja abusar de las etiquetas en Twitter, en Instagram ocurre todo lo contrario, mientras más etiquetas se usen mucho mejor resultado; las etiquetas pueden estar intercaladas en el texto como por ejemplo: Esta es la
Los Hashtags en Instagram
#foto de nuestro #equipodeprogramación hoy en la #oficina, además se pueden colocar al final de la descripción como una especie de nido de palabras clave donde se colocan todas las etiquetas que deseemos asociar a una foto en particular; por ejemplo si tomamos una foto de un paisaje en las vacaciones podríamos colocar múltiples etiquetas como #paisaje, #rio, #vaciones, #viajeenfamilia, etc; cada una de estas etiquetas permitirá que la foto sea encontrada en búsquedas de distintas categorías de manera que el uso extendido de etiquetas ayudará a que individuos de intereses muy distintos lleguen a nuestras fotos publicadas en Instagram por diferentes caminos, tomando el ejemplo anterior es posible que la foto sea vista por personas interesadas en paisajismo, trekking, excursiones, vacaciones, familia y así sucesivamente, todo depende de la estructura que se le de al etiquetado de las fotos en Instagram.


Otro error frecuente es usar hashtags en comentarios realizados en las fotos de otras personas; a diferencia de Twitter donde cada comentario es un tweet individual donde valen etiquetas y menciones (todo lo que sea precedido de @) en Instagram una línea de comentarios será vinculada a una foto, es decir todo forma parte de ella, así si colocamos etiquetas en el comentario de fotos de otros usuarios como podría ser Bonita foto de tu #perro al realizar una búsqueda con la herramienta Search de Instagram no aparecerá la foto que hemos etiquetado con el hashtag #perro a menos que su propio autor hubiere colocado la etiqueta en la foto así que es mejor evitar las etiquetas en fotos de terceros ya que no aportan ningún valor salvo el de sugerir al autor que debería incluir esa etiqueta particular.

En el caso de los comentarios a las propias fotos la historia es otra; como autor se pueden colocar las etiquetas en la descripción de la foto o en alguno de los comentarios, cuando es quien publicó la foto quien agrega las etiquetas en los comentarios el buscador de Instagram si toma la foto en cuenta cuando se busca por esa palabra clave en particular; esto es de suma importancia ya que nos permite mantener viva una foto que hemos publicado hace tiempo o agregar palabras clave que nos han sugerido o que olvidamos cuando publicamos la foto originalmente.

Finalmente está la construcción de etiquetas largas y complejas, no es para nada deseable una etiqueta similar a #fotosdelabodademiprimoenmaracaibo; en primer lugar se hace difícil de leer y en segundo lugar resulta improbable que muchos usuarios coloquen un texto tan largo en la búsqueda de Instagram; lo ideal es usar palabras concisas y descriptivas que permitan enmarcar la foto en una categoría o asignarle un atributo muy particular, de esta forma se aumentará la posibilidad de exposición ante otros usuarios.

Y tu ... ¿cómo etiquetas tus fotos en Instagram?

viernes, 11 de abril de 2014

Creación de desarrollos de software a la medida para la Nube

Cada día más son los servicios y proveedores que ofertan software y aplicaciones en la nube, las ventajas son enormes en cuanto a costos, disminución de desechos (cd) y disminución de costos por distribución; existen infinidad de aplicaciones que facilitan el trabajo y lo llevan al entorno de internet cubriendo las necesidades de una gran parte de los usuarios, cada día más Google con su plataforma Drive y Calendar ganan más adeptos mientras la facilidad de acceder a los datos desde cualquier medio de conexión (pc, laptop, smartphone) le hace que la popularidad de estas aplicaciones sea cada vez mayor pero ... si necesito una aplicación personalizada ¿se puede hacer?

Es posible que una empresa o particular requiera una aplicación que no esté disponible o estandarizada de acuerdo a sus necesidades, por ejemplo un programa de nómina, contabilidad o manejo de inventario; en estos casos encontrará que existen decenas de opciones de software convencional que podrían resolver el
Aplicaciones en la nube
problema pero a costa de las ventajas de trabajar en la nube; en esos casos existe la opción de diseñar un sistema adaptado a las necesidades del cliente que funcione en un sitio web bien sea privado o público, para eso el primer paso es desarrollar la arquitectura del sistema, lo que se desea que haga; luego comenzar a desarrollarlo pero no para funcionar a nivel local (máquina del usuario) sino en un servidor web al cual el o los usuarios que usen el sistema se podrán conectar a través de un url (dirección de internet) o directamente por un IP, finalmente deben tomarse en consideración todos los elementos de seguridad a fin de limitar al máximo la vulnerabilidad (limitar es una palabra clave ya que no existe sistema informático inviolable)

Las herramientas para programar estas aplicaciones son muy diversas, en ocasiones dependiendo de lo que se necesite ejecutar podrían usarse herramientas combinadas como Java, PHP y MySQL siempre buscando lograr el máximo rendimiento con el mínimo consumo de recursos de servidor.

Los costos de estos desarrollos en inicio parecen un poco elevados pero a largo plazo representan una ahorro inmenso para quienes deciden pasar sus operaciones a la nube, es fundamental para el éxito de esta estrategia contar con el asesoramiento de un equipo experto que pueda desarrollar un software a la medida, rápido, seguro y escalable en el tiempo a las nuevas tecnologías que puedan aparecer.